Itzuli / volver

 

PSICOLOGÍA CLÍNICA: ESTRÉS, ANSIEDAD Y DEPRESIÓN

 

 

Ponentes:

 

Dr. Francisco Santolaya, Presidente Decano del Consejo General de Colegios de Psicólogos de España.

Tratará los siguientes temas:

“El estrés, la ansiedad y la depresión en los procesos de salud - enfermedad”

“Como trabajar con los síntomas ansiosos depresivos en los procesos de duelo”

 

Dr. Wenceslao Peñate, Catedrático de Psicología Clínica de la Universidad de La Laguna.

Tratará los siguientes temas:

“Tratamiento psicológico de las fobias y la ansiedad”

“Nuevos desarrollos para el tratamiento psicológico de la depresión”

 

Dr. Jordi Obiols Llandich, Catedrático de Psicología Clínica de la Universidad Autónoma de Barcelona.

Tratará los siguientes temas:

“Orígenes y causas de la ansiedad y de la depresión”

“Actualización del tratamiento farmacológico de la ansiedad y de la depresión”

 

Dr. Enrique Echeburúa Odriozola, Catedrático de Psicología Clínica de la Universidad del País Vasco.

Tratará el siguiente tema:

“Tratamiento psicológico del estrés postraumático”

 

Dr. Gualberto Buela-Casal, Catedrático de Psicología Clínica de la Universidad de Granada.

Tratará los siguientes temas:

 “Evaluación y diagnóstico de la ansiedad”

 “Evaluación y diagnóstico del estrés”

 

 

 

ESTRÉS, ANSIEDAD Y DEPRESIÓN: LOS TRASTORNOS PSICOLÓGICOS DEL SIGLO XXI

 

Los problemas de salud mental representan el 8% del total de pérdida de años de calidad de vida, de tal forma que para las personas entre 15 y 44 años que viven en países con economías desarrolladas, las enfermedades neuropsiquiátricas ocupan el 12% del total de enfermedades.

 

Las previsiones de la Organización Mundial de la Salud estiman que para el año 2020 la depresión se constituya en la tercera causa de morbilidad al lado de las enfermedades coronarias y los accidentes de tráfico y como la primera causa de incapacidad.

 

 

En un estudio comparativo llevado a cabo por la Organización Mundial de la Salud en 14 países de América, Europa, África y Asia entre 2001 y 2003, se mostró cómo la prevalencia de trastornos mentales varíaba en función del país entre un 4,3% en China hasta un 26,4% en EE UU.

 

Entre un 35,5% y un 50,3% de los casos severos de trastorno mental en los países desarrollados y hasta entre un 76,3% y un 85,4%, en los países subdesarrollados, no han recibido atención en el año previo a la entrevista. Los trastornos más prevalentes fueron los trastornos de ansiedad, depresión y estrés, seguidos por los trastornos relacionados con el consumo de drogas.

 

Estrés

La exposición a situaciones estresantes es una de las experiencias humanas más comunes. De hecho, el estilo de vida occidental en el que estamos inmersos produce niveles de estrés cada vez más elevados. Estas situaciones varían desde los contratiempos diarios, horarios laborales ajustados y prisas cotidianas hasta eventos inesperados como enfermedades, desastres naturales o conflictos sociales.

 

Datos estadísticos de diversos estudios muestran que, al igual que ocurre con los trastornos de ansiedad y depresión, la incidencia del estrés en la población mundial ha aumentado en los últimos años. Un estudio reciente de las Naciones Unidas denominó al estrés como “La enfermedad del siglo XX”. En la misma línea, la OMS la define como una “Epidemia Mundial”

 

Un estudio de Murray y Lopez (1998), de la Universidad de Harvard, determina que las cinco enfermedades mundiales más comunes previstas para el año 2020 tendrán como factor subyacente de forma directa o indirecta el estrés. Estas enfermedades son: cardiopatías, depresión severa, accidentes de tráfico, derrames y enfermedades crónicas de pulmón.

 

Datos de encuesta recogidos recientemente por la prestigiosa empresa norteamericana Gallup reflejan que aproximadamente el 80% de trabajadores siente o ha sentido estrés en su puesto de trabajo, y de acuerdo con el Instituto Nacional de Seguridad Laboral y Salud (OSHA), el estrés laboral se está convirtiendo en la causa más potente de baja en el trabajo.

 

En Estados Unidos, los problemas asociados al estrés cuestan al gobierno unos 200 billones de dólares anuales.

 

 

Ansiedad y Depresión

 

El 30% de los pacientes diagnosticados con depresión experimentan una recaída dentro de los tres meses siguientes a la recuperación y en ausencia de continuidad en el mantenimiento del tratamiento, cerca del 50% experimenta un episodio depresivo intenso dentro de los dos años siguientes.

 

El 14% de las personas que viven en países desarrollados padecen trastornos de ansiedad. Entre 25-44 años se produce un mayor registro de diagnósticos.

 

Los datos epidemiológicos sobre la depresión en EE UU indican que la prevalencia entre pacientes externos de unidades de atención primaria está entre un 5 y un 10% (McAlpine y Wilson, 2004). En el mismo estudio, se estima que el 60% de las personas que ha tenido historia de depresión tiene un alto riesgo de recurrencia.

 

Los datos epidemiológicos en Europa, muestran:

a)     La prevalencia de los trastornos depresivos en los países evaluados fue de 8,56%. Al considerar los datos por sexo, se encuentra que la prevalencia en las mujeres es de 10,05% y en los hombres de 6,61%. Conviene señalar que estos datos varían en función de los distintos países, siendo España el país con el nivel más bajo y los países nórdicos los que muestran los mayores índices.

 

b)     Si se comparan los resultados entre población urbana y población rural, se encuentra que en ésta última la prevalencia de trastornos del estado de ánimo es menor, especialmente en el caso de las mujeres. Los datos anteriores sugieren la importancia que tienen en el desarrollo de la depresión aspectos como los factores culturales, el apoyo social y el estilo de vida.

 

Datos recientes obtenidos mediante el European Study of the Epidemiology of Mental Disorders (ESEMeD) (Alonso et al. 2004) muestran:

a)      Que los trastornos mentales son comunes en Europa e indican que el 40% de los europeos ha sufrido al menos un trastorno del estado de ánimo a lo largo de la vida, el 13,6% algún trastorno de ansiedad y el 5,2% problemas con el alcohol.

 

b)      Al momento de la investigación más de un 6% expresó haber presentado, en el último año, algún trastorno de ansiedad, el 4,2% algún trastorno del estado de ánimo, siendo prevalente el episodio depresivo mayor, y un 1% algún problema con el alcohol.

 

c)       Se indica que las mujeres son dos veces más propensas a padecer un trastorno del estado del ánimo y de ansiedad que los hombres, quienes tienen mayor tendencia a sufrir problemas con el alcohol.

 

d)      Los trastornos afectivos y los trastornos de ansiedad están fuertemente asociados, siendo alta la correlación entre depresión mayor y trastorno de pánico y entre depresión mayor y trastorno de ansiedad generalizada. 

 

 

Diferencias por sexo en la depresión y la ansiedad:

 

El interés por el estudio de las diferencias de género en los trastornos mentales y en especial, en los trastornos del estado de ánimo obedece a la alta prevalencia de estos trastornos en la población general, pero de manera especialmente marcada en las mujeres. Adicionalmente, la investigación en esta línea puede ser especialmente útil en cuanto la posibilidad de identificar subtipos clínicos o agrupaciones de síntomas específicos para cada sexo, lo cual supondría el desarrollo y empleo de herramientas diagnósticas y de tratamiento diferenciadas. En el caso de los trasnornos de ansiedad se obtienen similares datos, excepto en el caso de la fobia social y en el trastorno obsesivo compulsivo en el que no hay diferencias por sexo.